Consultoria RR.HH.

¿Cómo deben de ser las actuales Políticas de Costes en las Empresas (I)?

Es por todos sabido, que lo que dota de más ventaja competitiva a las empresas, es su habilidad para mantener los COSTES optimizados, y no solo durante periodos de crisis, sino que la virtud está en mantenerlos optimizados durante largos periodos de tiempo. Compañías con costes consistentemente bajos pueden invertir más que sus rivales en I+D, en marketing, en optimizar políticas de precio,… mientras continúan gozando de importantes niveles de márgenes.

Debido a las tendencias negativas en las ventas, reducción de margenes, situaciones complicadas a nivel financiero, problemas de tesorería,… una parte importante de las empresas españolas, a forma de compensación, han tenido que tomar decisiones drásticas en lo referido a la reducción de costes, entre las que, de forma destacada, se encuentra la amortización de puestos de trabajo.

No obstante, existe otra serie de acciones para conseguir ahorrar en el día a día del negocio, que pueden hacer que no nos tengamos que desprender del Capital Humano de la Organización: Planificación Estratégica, Controlar los Costes, Evitar los Errores, Comprar lo Necesario, Usar las Tecnologías Adecuadas, Crear Alianzas, Etc,…

He aquí una serie de consejos para CONTROLAR LOS GASTOS que se generan en una empresa, así como para aprovechar al máximo los recursos(información obtenida en el suplemento Emprendedores & Empleo, del Diario Expansión.com):

–      Planificación Estratégica (un empresario tiene que saber en todo momento cuándo, cómo y en qué se gasta el dinero, y con qué objetivo).

–      Control de Gastos (Gastos Deducibles Fiscalmente, Subvenciones y Bonificaciones a la Contratación, Movimientos y Productos Financieros, Iluminación, Energía, Transportes,…).  Uno de los errores más comunes entre los empresarios es la falta de previsión económica, la ausencia de un plan nos lleva al descontrol de los gastos.

Otra medida consiste en separar presupuestos y diferenciar las diferentes partidas, pues esta forma de operar ayudará a controlar los diferentes gastos, así como conocer en qué partidas es posible reducir (personal, servicios profesionales, consumo de luz, control de gasto energético, transportes, combustibles,…)

–      Comprar sin Derrochar.  Puede darse un afán de compra que, aunque sea a buen precio, implica gastar más de lo necesario (“no debemos acostumbrarnos a comprar por hábito, sino por necesidad”).

–      Uso de la Tecnología.  El 50% del aumento de la competitividad en las Pymes europeas en los últimos diez años se debe a la tecnología. El uso de las TIC ahorra costes, hace la vida más fácil y aumenta las ventas.

Para ello habrá que analizar el negocio, conocer que hay que cambiar, y averiguar si existe la tecnología adecuada a las necesidades de la compañía, formarse en ella y comprarla

–     Creación de Alianzas.  La unión hace la fuerza.  Siempre hay un mínimo de compra a los proveedores, pero la asociación entre Pymes puede dar lugar a la adquisición de lotes grandes, descuentos por volumen o a conseguir acuerdos flexible para realizar los pagos

–    Mejores Precios.  La relación con los proveedores es fundamental para lograr ciertas ventajas (p.e. es muy conveniente evaluar las facturas y mejorar los acuerdos con los proveedores).

–   Evitar Errores.  La gestión del coste debe de hacerse de forma constante y no solo en época de crisis.  Para que el ahorro sea eficiente y rentable no deben tomarse medidas de urgencia en momentos de dificultad.

–   Externalización de Servicios. El outsourcing, que no siempre supone sacar físicamente el servicio fuera de la empresa, sino incorporar un recurso determinado a la propia organización, te permite disponer de lo mejor cuando lo necesitas, con costes conocidos, así como dar cobertura al dimensionamiento puntal de plantillas,…

–      Etc,…

Las Empresas deben de diseñar sus reducciones de costes sostenidos, acorde a sus estrategias de negocios, pues no tomar en cuenta este factor tan solo acarreara futuros problemas. PERO PARA HACER QUE LOS ESFUERZOS DE REDUCCIÓN DE COSTES PERDUREN EN EL TIEMPO, SE NECESITA QUE LOS EMPLEADOS ACEPTEN LOS CAMBIOS (EL COMPORTAMIENTO DE LOS EMPLEADOS ES EL MAYOR OBSTÁCULO PARA PROPORCIONAR VALOR DURADERO A LOS ESFUERZOS DE REDUCCIÓN DE COSTES).

SI LOS EMPLEADOS AL FRENTE DE LA ORGANIZACIÓN NO COMIENZAN A PENSAR Y COMPORTARSE DE MANERA DIFERENTE, LOS AHORROS INICIALES NO VAN A PERMANECER.  POR ELLO, EN VEZ DE FORZAR CAMBIOS DESDE ARRIBA, LAS COMPAÑÍAS EXITOSAS RECONOCEN, Y LE DAN MÁXIMA IMPORTANCIA, LO IMPORTANTE DE INCULCAR CAMBIOS DESDE ABAJO, Y POR ESO TRABAJAN PARA INVOLUCRAR A LA ORGANIZACIÓN ENTERA EN SUS ESFUERZOS.

EN POCO TIEMPO LA COMPAÑÍA DESARROLLA UNA CULTURA NUEVA BAJO LA CUAL MANTENER LA OPTIMIZACIÓN DE COSTES ES EL OBJETIVO PRINCIPAL (ESTA ES LA CLAVE PARA CONSEGUIR AHORROS DE COSTES AÑO TRAS AÑO). [Se recomienda leer el Post “¿Qué representa el Término “Cultura Empresarial” en una Organización?, publicado en este mismo blog el día 11 de Agosto de 2016]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
WhatsApp chat